Translate

lunes, 8 de octubre de 2012

8.-Algo raro está pasando.

Domingo, 6 de octubre de 2013

22:12 p.m. Algo muy raro está pasando. Ayer hubo una subida inusual de temperaturas. Una especie de extraña "ola de calor", que tuvo un pico de 43º a mediodía, según han dicho. A mi me pilló en casa, dormitando, porque el viernes salí con esta gente y para variar, me acosté a las mil.

Cuando me levanté ayer a eso de las 4 de la tarde no había electricidad en casa. Hacía un calor bochornoso y ni con las ventanas abiertas corría un poco de aire. Decidí que lo mejor era no hacer nada. Solo bebí dos vasos de agua de seguido, me comí cuatro galletas y me enrosqué en la cama de nuevo. Pensé que en un rato volvería la luz, aunque cuando me quise dar cuenta, me había vuelto a dormir y pffff el sábado dejó de existir.

Por la mañana, cuando me he levantado hoy y he visto que seguíamos igual que ayer, de mala gana me he dado una ducha rápida de agua fría y después de vestirme, he ido a preguntar a  los vecinos qué estaba pasando o si sabían algo, por lo menos.

Pensaba que había sido en nuestro barrio, pero qué va, por lo visto ha sido un apagón general en toda la ciudad. Se ha montado una buena este fin de semana.

Andrés ha aparecido a mediodía con su bici y se ha plantado delante de mi puerta, diciéndome que estaba preocupado por mi, porque no le he llamado en varios días y dije que lo haría. He experimentado un regusto triunfal al ver que las tornas han cambiado... un poco, de momento.....

Bueno, estaba preocupado y muy hambriento de paso, porque se ha comido 3 sanwiches del tirón, dejándome el paquete de pan en las últimas y la nevera tiritando.... El apagón le ha pillado sin nada en casa, para variar (su idea de ir a hacer la compra es un pelín diferente a la del 99% del resto del planeta...sin comentarios).


Hemos salido a dar un paseo por el parque para que nos diera un poco el aire. Ha sido como si a nuestro alrededor todo siguiera igual que siempre y nosotros fuéramos completamente indiferentes al resto del mundo. 

Me he olvidado por completo del apagón caminando entre los árboles del parque.....con él. Me venían a la cabeza todo el rato los recuerdos de otros momentos, más felices, que pasamos juntos... mucho antes de que hiciera aquella tontería y nos arruinara nuestra relación por completo....pero bueno, intento pasar página para seguir...

Nos hemos sentado en un banco y hemos estado hablando de nosotros, de ofrecernos nuevas oportunidades cuando yo me sienta capaz de ello y también de los extraños sucesos que últimamente están pasando. 

Lo de los pájaros es de expediente X. Ya han pasado varios días y no parece haber ninguna explicación... 

No he querido que volviera a subir a casa después, he preferido terminar el domingo tranquila yo sola, dedicándome las últimas horas a mi y a mis reflexiones.

Cuando entré en casa todavía no había electricidad, aunque POR FIN, hace media hora, ha vuelto. Creo que éste ha sido el apagón más largo que yo recuerde nunca. 

Por lo que estoy viendo en las noticias, no hemos sido los únicos, más ciudades del país han sufrido los mismos cortes eléctricos, aunque en algunos sitios han durado menos horas. Otro dato importante es que están haciendo la valoración económica de pérdidas, pero ya se estima en millones de euros. 

De momento, tampoco se encuentran explicaciones en la web a esta extraña "ola de calor"..... Empiezan a acumularse demasiadas incógnitas.


Estoy un poco cansada, pero puedo decir que he sobrevivido al catastrófico fin de semana estoicamente, a base de una dieta sana obligatoria compuesta de los pocos restos que quedaban en la nevera.

Aunque me haya fastidiado mucho no poder ni entrar en internet, tener que ducharme con agua fría y comer sobras por no poder ni cocer un huevo, yo vivo sola y he podido sobrellevarlo, pero entiendo que otros no lo hayan llevado tan bien.

Los vecinos del 5º, por ejemplo, estuvieron llamando puerta por puerta en todo el edificio, ya desesperados, buscando una cocina de gas, para poder calentar agua y preparar el biberón de su bebé. Sólo el portero les pudo ayudar, ya que es el único que no se ha pasado todavía a la vitrocerámica.

Por el momento, parece que todo ha vuelto a la normalidad, incluyendo la desconcertante claridad de las últimas noches, pero esto me hace pensar en qué hacer si vuelve a repetirse esta situación. Cruzaremos los dedos....




*Esta entrada forma parte de un grupo. Si quieres leer el relato completo, empieza en Algo extraño está pasando (1), publicada en septiembre.


bombilla apagada








No hay comentarios:

Publicar un comentario