Translate

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Easy things, better things

Me pregunto por qué, en este mundo absurdo que nos ha tocado vivir, disfrutamos poco o nada de fantásticos y pequeños momentos cotidianos, sencillos, en muchos casos hasta gratuitos.
Nos han enseñado a valorar solo lo caro, lo exclusivo, lo difícilmente alcanzable y dejamos de apreciar las cosas simples .. somos un poco idiotas, esa es mi conclusión.

Quiero escribir de esas cosas, darles un poco de voz, alzarlas a una mejor altura, destaparlas y disfrutar de ellas, tal vez intentando ser menos idiota y desaprender algo de lo aprendido.

Mi momento después de comer con una infusión y un par de galletas será la primera de mi lista. Después de un día agitado, con sus quehaceres diarios, encuentro un inmenso placer en relajarme mientras sorbo traguitos de una infusión. Tengo una mini-colección en uno de los armarios de la cocina, que curiosamente me hace sentir bien. Escojo la elegida del día con rapidez, según mi estado de ánimo y siempre la acompaño con un par de galletas, o un mini bollito, o un cuadradito de la tableta de chocolate. Ni pienso en calorías, ni pienso en bobadas. Sólo en que en ese momento  estoy disfrutando. Me llena de buen rollo mordisquear las galletas, saborear el chocolate, entonarme con el líquido calentito. Acaso se le puede pedir más a una infusión y a un par de galletas??????   

No hay comentarios:

Publicar un comentario