Translate

lunes, 24 de septiembre de 2012

Cuando los besos caducan, siempre quedan los abrazos

Los abrazos de madre, los abrazos de padre, los abrazos de hijos, los abrazos de amigos, los abrazos de amantes, incluso los abrazos de desconocidos en ciertas ocasiones. Todos ellos cuentan, todos alimentan, todos sirven, todos calman, todos llenan. Cuando los besos caducan, siempre quedan los abrazos.

Pocas cosas reconfortan tanto y están tan al alcance de nuestros brazos, en cualquier momento. Nada se compara a esa sensación grande, franca, abierta, maravillosa que experimentas cuando recibes o cuando das uno.

Abraza de verdad y serás correspondido, cuando más lo necesites, cuando menos lo esperes. Abraza.

                                                         Foto: Marinka van Holten en Stock.XCHNG

No hay comentarios:

Publicar un comentario